Alberto Torroba: Experiencias de Vida. Segundo Reportaje.

Image Recibir a Alberto Torroba en Buenos Aires cuando desde La Pampa ha venido a dar sus charlas en la Escuela Nacional de Náutica en el marco de la Charlas en el Cockpit ha sido un gusto. Lo hemos recibido en familia y compartido momentos con él.

Así hemos conocido a sus hijas que le acompañaron. Así le hemos conocido a este increíble navegante admirado, conversado y conocido en variados lugares del mundo por disímiles navegantes deportivos. Para muchos un mito. Para otros un ejemplo. Darío navegante Argentino dando la vuelta al mundo y hoy residiendo en Francia me ha llamado por teléfono y al contarle que

estoy desgrabando este reportaje me dice “Alberto Torroba?!!... es mi sendero!!”.

En esta oportunidad vamos por las experiencias de navegación y de vida de Alberto Torroba.

Seguimos con la modalidad de un reportaje desorganizado. Otro Mirando por el Tambucho adonde las cosas se nos van acomodando.
Este reportaje finalmente lo organizarás en vos mismo.
Comenzamos ya y aquí!!


Volves a dar una charla en Buenos Aires a los navegantes. ¿Que resta?

La anterior quedo cortada y no se termino. Nos cortaron las personas que venían a limpiar el auditorio, los porteros… (sonríe)

(nota: esa Charla en el Cockpit estaba organizada de 20.30 a 22.30 en la Escuela Nacional de Náutica que depende de la Armada Nacional. A las 22.15 Alberto preguntó “¿Cómo andamos de tiempo? Y un navegante le respondió “Seguí… somos navegantes” y la charla siguió hasta las… 24 horas!. Devoción y emoción de un auditorio de más de 200 personas).

 

Image

   Alberto y Alma Ranquel, una de sus pequeñas hijas, mientras charlamos entre mate y mate.

 

¿Como es la navegación polinésica?

La tradicional es navegar sin instrumentos. Consiste en lo que se observa a simple vista: estrellas, pájaros, se orientan por las olas en alta mar y al llegar a tierra.

¿Es como si hubiera un lenguaje?

 Las olas con su marejada – salvo adonde se produzca un movimiento que haga que se pudra todo como ser una tormenta – tienen su lenguaje como todo tiene su lenguaje. El mar que es grande tiene su lenguaje grande. Los pájaros a la mañana y a la tardecita . En la mañana salen los de tierra y van a pescar y a la tarde vuelven. Si el día es normal hay olas que refractan y olas que reflejan. Si vos ves venir reflejos del mar es que el agua rebota contra una isla. Generalmente las nubes quedan quietas sobre la tierra y generalmente toman un color verde que les dan los atolones.

Modernamente y divertidamente los aviones te dicen cosas. Si vos sabes en que direccion esta una isla los aviones que ves pasar te dicen adonde está.

Hay muchos indicios.

¿Antiguamente como era?

Antiguamente cuando se hacía escuela el navegante era una especie de santo que iba sentado en su lugar y no trabajaba. Su trabajo era navegar y observar. Eran canoas de 100 o 200 personas a vela y  remando y las había también chicas y de todo tamaño. Pero en general nadie andaba solo.

Tebake  fue el ultimo navegante. Cuando yo tuve noticias de el ya esta a sotavento. Muy a sotavento

Cuando eran navegaciones grandes de guerra y de conquista iban muchos.

¿Cuando vos estuviste en polinesia como navegaban?

Todo estaba perdido. Ya navegaban de otro modo. Lo que ví fue un video de un viejo navegante que hizo navegación de escuela y formando gente. Era un viejo que iba hasta las marianas y lo seguían de atrás filmando los de National Geographics. Le preguntaron si el se molestaba que una tradición de ese tipo se filmara. Y el respondía que no pues de ese modo los muchachos de las islas cuando lo vieran en la TV se iban a interesar en la navegación tradicional. Y uno piensa que ese viejo navegante es un viejo boludo!!

Image

                       Alberto en una clásica e histórica foto navegando el Ave Marina.

 

¿Generalmente los navegantes polinésicos navegaban a remo o vela?

En las navegaciones oceánicas era a vela. En catamaranes o praos. Difícilmente se ven naves iguales. Eran naves fáciles de remar por varias personas. Pero navegaban a vela y en todo caso al acercarse a las islas remaban.

¿Como eran las embarcaciones?

Yo las he visto en museos en Manila. En general las embarcaciones chicas eran para lo local. El tipo salía remando o a vela pero no se iba de su isla. Con las grandes salían para algo mas allá. Pero yo solo he visto en museo y tenían linda pinta. Se veían muy bonitas.

¿La vela?

La vela polinésica tiene como un circulo atrás (se refiere a la baluma). Ello me había llamado la atención ese círculo. La vela estaba hecha con bejucos y de manera rígida y la verdad que es igual a lo moderno de computadoras. Eran las velas perfectas.
Era lo más perfecto que podían hacer con la tecnología que tenían.

Cuando llegan los españoles se quedan con la boca abierta. Era como que llegaban en un ford T y los polinésicos los pasaban en un formula uno. Las embarcaciones polinésicas tenían mucha mejor maniobrabilidad, velocidad. Todo a favor.

Vos anduviste en la India. ¿Que hiciste en la India?

Estuve dos años. Me volé la cabeza un poco pues todos los que van ahí se quedan un tiempo largo. Yo iba hacia china y me quede dos años. China era mi Meca. La cultura china. En India la tradición está viva. En china no. En India el cincuenta por ciento de la gente está en la tradición. La mitad de la gente se viste como siempre lo hizo. India es un universo en si mismo. Le hace falta plata comida y dinero pero no le falta rock and roll , ni literatura. En si mismo son una cultura. A ellos no les impresiona la cultura occidental. Les impresiona la tecnología pero lo otro no.

¿Penicilina pero no ingles?

Si. pero fabricarla ellos. Hay un montón de cosas que hacen que se mantengan

¿Qué hiciste en esos dos años?

Hice en el segundo año yoga. Lo hice con un americano que vivía en una manera aséptica. Trabajaba en un circo, era un contorsionista. Un santo en la india no te da pelota. El  que te da pelota te cobra. Di vueltas, viaje, di vueltas. En la única foto que tenía y que he perdido estaba hecho un palo. No hay espejos y al tiempo un cura que había conocido me tomo una foto. Y cuando estaba en Taiwán occidentalizado ví la foto y me dije que flaco! La foto se la mando a la alemana que en esos tiempo tuve como novia.

Pero ¿de que vivías?

Los primeros tiempos llegó una  alemana que tenia de novia y vivíamos con lo de ella y cuando se le acabó la plata entramos en una comunidad en que comías nada mas y mas o menos vivías de eso.

¿Como te comunicabas?

En Ingles. El idioma ingles lo hablan hasta en la clase mas baja pues es el idioma nacional y como tienen tantas lenguas se conformo en el idioma común. Así que todos los indios conocen lo básico del ingles y te podes comunicar con ellos. Dentro de todo ya en el nivel de la clase media hablan ingles perfecto

¿Como te recibían los Indúes?

Son distantes. En la calle macanudos pero no te llevan a la familia. Para ellos sos un degenerado pues ellos tienen estructuras morales estrictas y las cumplen. Y uno es occidental y su cultura no cumple. A ellos nada les asombra. Nosotros pensamos que tenemos gran libertad pero ellos se visten distintos, piensan diferente y hay en ellos cuando lo ves mucha mas apertura que en nosotros.

¿El cura que te saco la foto era el que te guardaba el pasaporte?

No un amigo de él. Me tomo una foto y se la mando a la alemana

¿Que te dejo ese pasaje por la india?

Antes yo pensaba que era mentalmente amplio pero si las cosas no venían como yo deseaba eso estaba mal. Luego empecé a aceptar y a entender la religión porque la religión es vida y no hay un cura enviciado como acá. Que puede ser corrupto, trolo o cualquier cosa. El místico allá es un linyera y no sabes como vive.

¿Porque?

La religión involucra un abandono de si mismo. Si vos sos propietario de algo lo tenés que cuidar. Si vos querés tener libertad individual no tenés que tener nada. Propiedad, sexo.  Salvo verlos no tenés contacto con ellos. Predican por el ejemplo pero no pasan delante de ti para mostrarte nada.

¿Vos que sos?

Disidente católico. Nací en un hogar cristiano y luego empecé a preguntar cual es la escencia interior. En India hay menos distracción, no hay consumo. De alguna manera el ascetismo también se lo practica pues por ejemplo si querés jugar tendrás que jugar con un palito. Pues no hay nada para jugar. Comparado con lo de aquí.

¿Luego pasas a Japón?

Naufragué en Japón

 

Image

    Alberto en una de sus Charlas en el Cockpit en la Escuela Nacional de Náutica en Buenos Aires.

 

¿Cómo fue eso?

Había subido a un velero desde Taiwán de unos franceses ya que yo estaba en Taiwan buscando guita (Guita = dinero)  y salimos para Japón y yo me anote y en la primera isla que está frente a Taiwán agarraron un pesto y se cagaron todos y tenían mala onda y me baje en una isla frente a Taiwán que si tuviera edificios alto la hubiera visto desde el puerto de partida. Muy mala onda. Una pareja en la que la mujer tenía una mala onda absoluta.

¿Y de ese “naufragio” en que te bajas del barco que pasa?


Ahí me quedo en esa isla agarro un barco de línea y me fui a Osaka, luego a Kyoto adonde descubro que es difícil sobrevivir en Kyoto y así que me voy a Tokio

¿Adonde aparece la idea del barco?

Cuando era chico y aparece la idea de William Willis que hizo una balsa para cruzar el Océano Pacífico. Al poco tiempo se me ocurrió bajar el Paraná en una canoa y me fui a leer sobre la Geografía. del Paraná. Ese fue el primer intento frustrado pues al tiempo abandoné la idea. Era ilógico que con quince años pretendiera eso.

Que encontrás en Japón culturalmente?

Lo mismo que acá pero con otra comida.
Yo me acuerdo que tienen la ceremonia del te pero tienen una maquina que hace el te.

¿India y Japón son ambos lados de la puerta?

Cuando llego a Taiwán me deprimo. En Japón me deprimo también pues es terrible para vivir. Todos viven y andan todos apurados. Yo zafo pues me pongo a vivir como marginal. Me meto en una casa ocupada y doy yoga en un parque por la comida y lo mantuve a rajatabla porque no era para cambiar la mentalidad. Y ahí fue todo mejor.

¿Porque fue todo mejor?

Porque era mágico nunca trabaje y las cosas se daban. Un día había una fiesta de gente joven y me fui  con otro en el subte al otro lado de Tokio. La fiesta terminó a las cuatro o cinco de la mañana y no tenía dinero para volver en algo que no fuera caminar. la fiesta era todo de chupi y estaba cagado de hambre y me volví a pata. Eran como cuarenta cuadras muy de noche. Y venia pensando en comer y en el medio de la vereda había una canasta de Caperucita con mantel, manzana, un tupper y la agarre y seguí caminando y llegue a la pieza que tenía y había hasta el mantel y sandwiches y un tetra brick con jugo. Mágico.

Otra vez había un parque y yo que hice en un momento exposiciones de óleo dentro de lo aficionado era bueno decidí como necesitaba dinero porque nos había venido el dueño de la casa que ocupábamos y nos había pedido duramente dinero decidí que si había un parque en que se vendía de todo dibujar. Dibuje unas cosas en un papel  y me senté y estaba ahí y pasa una chica tipo escolar quince años yo la miro y me mira y tenia un fajo de billetes de naipes y los movía y me miraba y yo me decia “no me tengo que meter” al rato pasan una chicas que eran de su grupo y me tiran un monedero y tenia 30. 000 Yens que justamente era lo que necesitaba para pagar la pieza en el aguantadero. Apenas sobró para una pizza.

Luego enganche una japonesa y le dije que quería un bote y se engancho y luego se pudrió todo. En realidad me podrí yo. Japón lo pude sobrellevar porque tenía mucha polenta traída de China. Así aparecería el Watanabe el barco que me regalarían.

¿Es el poder de la mente?

Uno esta confundido y quiere más de lo que quiere o puede.
En un momento determinado vos te pones a fondo en algo y ese algo aparece en la manera que te corresponde a vos. En lo bueno y malo.

¿De los pueblos y países que recorriste cual es que más te llegó?

India. Por el cambio que produce. Es más loco. Es más diversión. El primer día me baje del avión y a las cuatro de la tarde me encerré en el hotel. Porque era demasiado. Era muy fuerte. Luego me fui acostumbrando.

¿De los pueblos que recorriste cual es el que menos te llegó?

No protesto por bueno o malo… todo suma. Mala onda Taiwán y Japón. Latinoamérica es lindo. China es interesante. Taiwán y Japón pondría lo que menos como culturalmente negativo para mi.
Japón es obsesivo. Un japonés medio esta apurado, no se relaja nunca. Te pones a charlar con uno y va con un bolso lleno de porquerías. Que está sacando cada diez segundo del bolsón. Son amables. Salí con una mina que era muy amable pero después me entere que había tenido dos internaciones en un psiquiátrico. Te encontrás con un tipo que te conoce y lo paras en la calle y no puede hablar dos segundos que esta mirando el reloj y diciéndote que tiene que llegar a tal lugar sin falta a tal hora..

Los que salen de eso tienen un vacío absoluto de sus compatriotas. No comulgan con el apuro y eran rechazados. Hay de esos. Japón es apretado y estresante. Es un hormiguero.

Es mala onda. Luego eso se fue viniendo para acá. Celulares. Me baje en una isla de porquería e iba a una casa y ellos hablaban por radio y ya sabían que yo estaba yendo. En esos tiempos tenían las radios y todos hablaban por radio. Luego los celulares. Todos tecnologizádos.

¿Monocasco o multicasco?

Çata lo veo complicado, el mono es mas simple. Pero esto es personal. La canoa es chiquita y el cata es complejo. Hay personas encantadas con el cata.

Image

        Alberto "pedaleando" en su cata. El sistema era para moverlo en puerto si no había viento.


¿Los piratas?

Ha habido casos aislados pero no se meten con yates. En zona musulmana de Filipinas e Indonesia hay piratas que han sido desplazados al perder una guerra tribal y ellos pescan y cobran peaje a los grandes barcos por el tráfico.
También hay pescadores criminalizados. Esto en general.

¿Navegar solo o acompañado?

Son dos cosas distintas. Espiritualmente sólo. Si estas buscando la pasión del mar sólo. Si querés ir acompañado tiene que ser la mina tuya y llevarte bien. El espacio es poco. Dos tipos de largo tiempo juntos son siempre trolos, maricas. Siempre hay un Capitán. Eso pasa cuando son dos tipos.

¿Que era lo que determinaba los destinos?

Una sumatoria de cosas. Vientos, puertos, datos, gustos personales y al poco tiempo sabes que es el motivo para partir pero no sabes adonde vas. A veces cambias todo y no llegas al puerto previsto en el primer momento. Eso yo. Otros llegaran. Yo planeo pero no estoy confiado que vaya a llegar. Me doy mucha libertad a mí y a los planes. Eso fui aprendiendo a medida que fracasaban los planes.

¿El éxito por el fracaso?

La vida tiene su ritmo no el que uno le quiera imponer

¿Esto es común a todos los navegantes?

No. Hay tipos que tienen un plan y lo cumplen. Esta es de los más bohemios. Que van sólos. Me acuerdo de un sueco que estaba en la séptima vuelta del mundo y cruzo el canal de Panamá y volvió a los dos meses y luego lo volví a encontrar por una isla.

Image

                                        Alberto Torroba en su campo de La Pampa.

.

¿El grupo de los transmundistas es amplio?


Nos conocemos entre nosotros y por otros. Cuando estás en el agua navegando uno te cuenta de otro y así sucesivamente.

¿Hay una nación marítima? ¿Cómo una república del agua?

Si. pero no se si siguen siendo miembros siempre. Tarde o temprano se bajan del bote
A mi me bajó el cansancio. Yo no quise ser navegante. A mi me llevo un gusto, una fuerza. Los últimos puertos eran de países corruptos. En vez de dar 200 dólares a un milico para un superior por cinco dólares el milico te dejaba.
Los últimos puertos eran pesados con la libreta sanitaria, el derecho de fondeo y todo pagar, pagar, pagar por trámites. Y así los intendentes de pueblos en la costa empezaron a cobrar a todos por tirar ancla.

¿Y eso sigue vigente?

De chico yo vivía en el campo todas la semana pasaba un linyera y seguía viaje con lo que le daban. Hoy no existen linyeras (Nota: Linyera es una expresión que define al vagabundo transumante). Desconfianza, seguridad, la policía, no sé. No existen más linyeras. Algún vago pero no linyeras

Cuando llegue a Sri Lanka y me encontré que tenía que fondear en algo asqueroso que se llamaba Calles no en una playa buena ya no me gustó. Le pedí viniera a mi barco a verlo y nada. El milico me pedía el dinero y no vino a ver nada. Porque yo no tenía nada. En otros lugares venían a ver mi barco y realmente se daban cuenta que era un barco sin lujos y sin dinero y ahí aflojaban y casi ni me cobraban. En Sri Lanka era tal la corrupción que no se molestaban y no les interesaba. Todo era pagando por día por esto y por aquello.

¿Y con todos era así?

 Por supuesto. Me acuerdo que llegó un contingente de americanos en barco y les cobraron sus tazas y ellos decían “que simpáticos esta gente” y yo pensaba si son una manga de crápulas y una clase social dedicada a estafar gente que te sonríen para sacarte más dólares con cosas que inventaban y los americanos chochos pagaban (chochos=contentos).

¿Y esa corrupción era en todo el país o en el puerto solamente?


Sri Lanka era todo corrupción. El tipo que iba en el auto tenía que pagarle a los limpiavidrios porque si no la próxima vez le pegaban o rompían el auto. Pues el volvía a pasar por ahí. Yo veía eso y decía menos mal que eso es aquí (por Sri Lanka) pero luego llegó a Argentina por la globalización. Yo decía que Argentina no es así pero al volver la encontré igual. Cada lugar a su manera.

¿Y luego que te pasó en otros lugares?

Me acuerdo que salí de Filipinas –país corrupto terriblemente- siempre tenés que dar algo a alguien y se ocupan de saber que compras, adonde y con que billete pagaste. Pero como yo no tenía dinero me dejaban bastante tranquilo. El próximo puerto era Madagascar y también te pedían. Y eso te va desgastando porque al final un puerto en coimas son cien o doscientos dólares.

¿Y el éxito para vos es en parte si el puerto es barato?

Si es barato y libre. Si podes tirar el ancla adonde vos querés. Hay montones de lugares adonde inventan costos y pagos. Me acuerdo que deje el barco entre pescadores y huyendo de los clubs. Había un grupo de pescadores y deje el velero y charle con unos Filipinos que tenían el velero junto a mí . Me voy a la Capitanía de puertos y me preguntan si no tengo miedo que me roben. Les digo que yo no tengo nada y luego de hacer la entrada vuelvo y le pregunto a los filipinos que eran duchos bebedores y fumadores de mariguana si había robos y me dicen que nada. Y después me doy cuenta que abrieron una marina nueva y querían llenarla. Seguramente luego prohibirán y harán obligatorio por policía o ley el uso de la marina.

¿Vos me decías que la gente navega y un día se baja?. ¿Hay gente que se decide a morir en su barco?

Había un americano a quien no conocí y que estaba para morirse. Por algo cardíaco que le descubrieron el vendió todo lo que tenía y se compró un barco y salió a navegar por el mundo. Porque su sueño era navegar. Pero no se en que terminó o como termino su vida.

Image

                                En el  Ave Marina hizo su cruce del pacífico. Esta fue su ruta.
 
¿El navegante nace?


No somos navegantes, nos hacemos navegantes. Somos escapados de la sociedad de un sistema que nos trata mal.

Si me acuerdo de haber visto en Honk Kong a gente que son como tribu y vivían ensus barcos. Se casan entre ellos, no van a la escuela, son pescadores y viven en comunidad.
Me acuerdo haber visto ahí un barquito tipo junco muy cuadrado y en el vivía una mujer que tenia uno botecito chiquito y cada tanto se iba a comprar y volvía con sus provisiones. Esa mujer morirá en el barco.

¿Esto que ocurre en Honk Kong es igual en otros países  vinculados al agua y la vela?


En cada país encontramos los pescadores. Todos en Brasil mas arriba de bahía todo es a vela. Ocho de diez barcos son a vela. Hablo de 1986/87 cuando y o pase por ahí. Yo he visto atracar en un fondeadero de yates a un barco lleno de arena solo a vela. El otro tipo de carga la hácen en otros barcos. Era loco pero ese barco cargado con toneladas de arena paso entre todos los que estábamos fondeados con sus quince metros y la borda al ras de agua y me digo que hace el tipo este. ¿Esta loco? Como se va a meter acá. Estaba el muelle se dirigió a él, termino toda la maniobra largo la vela y se va a la proa y da un pasito y sube al muelle y lo ata al barco. Con una precisión increíble con toda esa toneladas de arena de estropada. No es que le salio. Dominaba el arte de la vela y su barco.

¿Algo que te haya impactado navegando?

En una ocasión viaje con uno de ellos un brasilero. Un hombre de la vela. Había un  portugués que hacia catamaranes de carrera Manuel se llamaba y era un personaje que les construía a los tipos de guita catas de carrera y los tipos venían a correr con las minas. El portugués trae un bote y lo ata en la marina. Y se va. En general los que tripulan los catas esos son los marineros. Ellos son los que en general los llevan los marineros.
Como te digo el portugués trae el bote, lo deja y se va. El marinero me dice vamos a probar y me subo con ellos. Cuatro éramos: uno en el foque uno en el timón y uno en la mayor. Yo era para ellos un gran navegante y yo cagado en la patas. Ellos divertidos. Muy buenos navegantes todos mestizos veleristas desde chiquitos, pescadores a vela y en cinco minutos aprendía a llevar un cata.. Me acuerdo que había un ventarrón bárbaro y había un barco de línea que iba a diez nudos y le dábamos vuelta alrededor y los brasileños alegres con el cata. Ello sin que el dueño del barco se enterara que si nos viera como le dábamos al barco se moría.

¿La costa que tiene?

La costa tiene buena onda. La vida es fácil . Si la vida es dura comienzan los problemas. Ahí sobra y por ello nadie guarda pues siempre hay a mano. Son pobres materialmente pero relajados espiritualmente y te invitan. La naturaleza y el mar relajan. Vos estás en una ciudad vas a la costa y te tranquilizas.

Todo tiene una onda. Las hay buenas y malas cuando llegan se reconozcan.

¿Que le pasa a Alberto Torroba al llegar a un puerto?

Yo he estado en ciudades charlando, tal vez me iba a buscar una mujer para charlar,   y volvía con el paso apretado por las calles. Cuando saltaba a la playa y caminaba unos pasos ya todo cambiaba en mi paso y en mi mismo.

¿Y Los ruidos?

En Tokio encontrás todo en la basura. Yo tenía un grabador y grababa e hice una colección interesante de casettes y escuchaba todo el día música. Tenía una buena colección de casettes pues el grabador y los casetes los sacaba de la basura. Cuando tuve el Watanabe me llevé el grabador y la colección de casettes al barco y a los cinco días estaba en otra cosa. Me olvidé del grabador. Llegué a la isla de Chichishima y luego al partir nuevamente con el Watanabe puse la música y me parecía ruido absoluto. Nunca más puse música navegando. En el mar no tenés que tapar al ruido. Eso ocurre en las ciudades que se tapa el ruido.

Cualquier medio natural tranquiliza. Cualquier medio artificial intranquiliza. Un buen amigo tranquiliza. Mucha gente altera. Siempre camine descalzo, luego chancletas. En el campo cuando salgo a trabajar uso botas. Se camina diferente calzado que descalzo. Cada porquería artificial te saca de algo. El paso es mejor descalzo.

¿El campo y el mar han sido elementos de distención?

Han sido elementos naturales. La ciudad me pone nervioso. Puedo pasear pero no me dejen demasiado en la ciudad.

¿Cuales son las cualidades de un buen navegante? ¿Que requiere, ser, tener… ?

Es que como si nos preguntamos que calidad tiene un jugador de fútbol. Hay duros, estrategas, pateadores, habilidosos, psicólogos, defensores…

¿Y si llevamos eso a la náutica?

Tiene que adaptarse a si mismo. Adaptar lo que va haciendo a lo que él es. Como un artista plástico que llegue a pintar bien no copia a Van Gock o a Miguel Angel tiene que expresarse por si mismo y cuando llega a expresarse a fondo como es… es perfecto.

¿Ahí llegamos a la conclusión que la navegación  es un arte?

Si. La vida es un arte. Si sos barrendero tenés que barrer bien. Ser el mejor barriendo es ser un artista.…

¿Que características tienen un buen artista de la navegación?

Así como ves en un museo al ingresar a tres cuadros que son tres luces entre 20,  pasa igual entre los navegantes.
Navegantes que van por su séptima vuelta no se calientan. Cada cual tiene lo que tiene. Si lo lleva bien, si encuentra lo que tiene bien y lo hace bien es un gran navegante.

¿Vendría a ser como una conexión?

Si , eso. Cuando llega a una conexión entre él y lo que hace.
Hay medios que son negativos y en los que es difícil encontrar una mística.
Por ejemplo ser empleado.
Vos podes admirar pero no hay jurados ni jueces.
Jhonny Holliday tuvo todo a sus pies: dinero, éxito, mujeres, fama. Y a los 24 años se corta las venas.

¿La gente admira de vos lo que piensa que si el fuera así estaría bien?

Puede ser que haya gente que me admire … ¿pero sabes que aprendí? Nada.
Soy el mismo pelotudo pero aprendí a tener mas paciencia y a tener mas salidas.

¿Una imagen tomada?

Si uno mismo gasta los caminos de su propia vida encuentra que es bueno o feliz.

¿La gente critica lo que no puede hacer y admira lo que le gustaría hacer?

Uno no esta para ser el rey de nada. El partido de fútbol se juega de pito a pito.

¿Te quedó algo pendiente?

Acá desde chico bajar el río Paraná.
Eso me quedo como algo que hubiera deseado hacer.

¿Navegaste fácil?

Yo Salí con un barco viejo, de vago con un bolso. Y me resulto complicado. Cuando llegue a Australia el barco estaba atado con alambre y en Australia vendí el velero y me hice una canoita muy chica finita y de seis metros de largo y con un balancín a un lado.
Y llegue a Guinea y ahí navegue toda la costa me quedé a vivir en una comunidad aborigen y finalmente me deportaron.

¿Pero volviste a empezar?

Vine para acá y arreglé un barco chiquito pero con plata y lo hice moco en punta del este. De ahí llegue al barco de Guillermo Rivas (Ver el primer reportaje a Alberto Torroba en el Tomo I de pfdb.com.ar) llegué a Florianópolis y llegue a Bahía encontré un saveiro de de 4.50 o 4.80 metros tirado en la playa con el armazón bueno y le cambie el casco y lo puse en condiciones. Y salí con ese saveiro y nunca tuve motor. Siempre a vela en todos mis barcos.

¿Con ese Saveiro llegaste a Panamá?

Si , llegue a Panamá e intenté cruzar el canal de Panamá pero finalmente lo hice en camión porque la legislación es terrible.
Salí para cruzar el Pacífico y derivando para atrás caí en Colombia y ahí hice un prao y una canoa. El prao de 0.80 por siete metros y medio con un flotador. Es difícil la vela Las calmas chicha de Pananá. Ahí anduve viendo la selva. Cuando me fui en prao me di cuenta que el barco llegaba y yo no porque tenia paspada toda la raya del culo.

¿En Colombia replanteaste tu cruce?

Yo quería una canoa de 4 metros luego salio un tronco de cinco y bueno empezamos a trabajar. Hice una canoa y gracias a dios salió de borda alta porque el tronco estaba podrido y hubo que sacar y sacar.

¿El Ave Marina su nombre cierto?

Si, el Ave Marina
Crucé el Pacífico en esa canoa. Y me di vuelta a los tres días de partir. Perdiendo la brújula y todo lo demás.

En Filipinas hice un catamarán pero no me gusto. Con el fui de Fidji a Honk Kong.

Hice una carabela de cedro en Filipinas y con ella cruce de Filipinas hasta Kenia tranquilo muy aburrido pues cambio navegar de a dos. Ahí navegaba con mi ex mujer. Lo de navegar solo es mas fuerte que navegar de a dos.

En Kenia quedo embarazada mi ex mujer y estaba cansado. Había llegado a mi limite yo no iba a hacer mas y empecé a extrañar mi país y tenía 400 hectáreas  escrituradas en la   a nombre mío y nunca le había hecho nada.
Vivo sencillamente no tengo nada. Tengo una radio por mi hija.

¿Como llegaste a la navegación polinesica?

Dos años estuve en la India. Era un vago
Me olvide del mundo de autos.
Cuando empecé a navegar estaba en algún tipo de extremismo y la navegación me pareció complicada
Yo no tenia ni había leído del sextante
Conseguí uno y no lo sabia usar muy bien. La primera isla la encontré de casualidad. Yo sabía que andaba por ahí. La realidad es que antes que amanezca vi una luz en el cielo y dije este es un coche que doblo y al amanecer era chichishima. Luego fui aprendiendo
Lei dos libros de David Lewis “We, the Navigators”  y “The voyagers Stars”. David Willis que es un velerista que en los años sesenta recorrió el Pacífico y encontró los dos últimos navegantes polinésicos. Ese hombre los subió a bordo e hizo estudios. Yo me dije “yo quiero navegar así”. Me quedé con la meridiana, tiré las cosas, tiré el sextante y así me fuí metiendo con el péndulo y no fue una cosa de un día a otro si no que despacio y por partes.
El plomo polinésico se utilizaba por lo plano del catamarán. Comencé a navegar por la declinación de las estrellas. La brújula la tenía guardada y la perdí al volcar el bote en el cruce y llegue igual así que ahí ya gane confianza y deje de usar

¿Que es encontrar en el medio del océano a alguien?

En mi cruce del pacifico en 40 días no vi a nadie. Solo una boya de pesca por la mitad y quise tomarla pero no pude. Y las conclusiones sobre lo humano me llevaron mucho tiempo.

(Si querés leer el primer reportaje a Alberto Torroba lo podés hacer en www.pfdb.com.ar Tomo I , Sección Reportajes)