Letras de Tango y otras con motivos marinos

ImageEl mar, las olas, la tormenta, los náufragos, el río... han sido en diferentes momentos junto a diversos otros temas fuente de inspiración para muchos autores musicales. En muchas líneas musicales Incluido el Tango.

Sorpresa es encontrar hasta un tango dedicado a Vito Dumas el gran navegante solitario.

Compartimos contigo esa sorpresa y muchas otras más para deleite de tu pasión por el agua.

 

 

 
NAUFRAGOS (TANGO CANCION)
Letra de Nolo López
Musica de Enrique Saborido

Viejos barcos anclados en puertos
que esperan ¿quién sabe?.. qué rumbo tomar
Bergantines fondeados en mares
que nunca en la vida, jamás zarparán.
Viejos lobos borrachos de ajenjo,
mendrugos de vida que arrastra la mar.
¡Cuántas veces sus almas naufragan
y en bancos de arenas se van encallar.

Amarradas sus vidas
con gruesas cadenas
no saben de dichas
sino, crudas penas,
Navegantes sombríos
de toscas miradas
que en las viejas tabernas
emborrachan sus almas!

Cuantas veces en puertos lejanos
por sólo un momento se embriagan de amor
en dos labios que mienten y esperan
el bolso de plata, del lobo de mar.
Entre el humo y el vaso de ajenjo
se entregan dischosos al loco festín,
no comprenden que todo se acaba
cuando mañana les toque partir.
 
 
NAVEGANTE

Staffolani/Zanin

Buenos... Aires...
se engalana majestuoso de esplendor
el blanco y el azul flameaba por el sol
la enorme multitud entona esta canción
Vito Dumas, navegante solitario capitán
tu brujula es llegar, tu norte es el timón
ayer volvi a tu corazón
el limite del mundo cielo mar y luz
se mece en lo profundo del abinmo azul
mas fuerte que titán
mas fuerte que el dolor
confiado en su vigor bogando va
se acerca la tormenta agua viento y mar
enfila su goleta en lucha desigual
arrecia el temporal
pequeño es su timon
lo alienta sin cesar un gran amor

De un polo al otro polo resonando va
el nombre más glorioso que nos dio la mar
hazañas sin igual proezas de emoción
la voz del corazón cantando esta
la luz de las estrellas y la cruz del sur
titilan aun más bellas en su noche azul
la ausencia de un querer
se agranda en el soñar
el beso maternal volver, volver.

 
NAVEGA MI VELERO
Letra de Mario Battistella
Musica de Enrique Pedro Delfino

Tango
Compuesto en 1933

Era
mi fiel compañera
la flor mas linda
de la ribera,
por su hermosura
incomparable
se la llamaba
"La perla del Señor".

Era
la estrella querida,
brújula santa
de nuestra vida,
pero una noche, el mar
celoso de este amor,
bramando sin piedad
se la llevó.

Navega mi velero,
que en el gemir del viento
escucho su lamento
como diciendo, adios,
y si es que a la deriva,
nos lleva el mar bravío,
será, velero mío,
mejor para los dos.

Fiera
nos trata la suerte
porque afrontamos
la misma muerte...
pero. ¡Qué importa!
si aquí en mi pecho
como tu quilla
me cruje el corazón.
Deja
que los aquilones
vayan barriendo
mis ilusiones.
Deja que brame el mar.
¡Ya todo se acabó!
y de la tempestad
me río yo.-

 
NAUFRAGO
Letra de FIDEL PINTOS
Musica de Luis RIBISTEIN

Vals

Interpretes:
1) Mercedes Simone: "Tu Nombre" cassette odeon-emi 14.353
2) Alberto Maríno: Odeon placa 19601

Vino en un barco italiano,
un día que el puerto,
lloraba de gris,
con su ambulante acordeon,
y con su alma infeliz,
tanto vagar por la vida,
tras una esperanza,
tras una ilusion,
y anclo su vida,
en turbias guaridas,
del viejo paseo colon.

BIS

Tenia en Italia,
los besos en flor,
de una ragazzina,
que le dio su amor,
y fue por su bien,
que echose a rodar,
y al fin,
se sintio naufragar.
ya nada le importa,
ya todo quedo,
en el gris del puerto,
que lo recogio,
dolor de añorar,
llorando un amor,
que ya es imposible olvidar.

Ya nada le queda en la vida,
mas que su recuerdo,
y el viejo acordeon,
como se tarda en morir,
cuando el silencio es dolor,
lleva la muerte en el alna,
y una canzoneta,
guarda en su acoerdeon,
mientras los ojos,
de ru ragazzina,
se clavan en su corazón.

 
NAUFRAGIO
Letra de Agustin Lara
Musica de Agustin Lara


De aquel sombrio misterio de tus ojos
No queda ni un destello para mi
Y de tu amor de ayer solo despojos
Naufragan en el mar de mi vivir.

No te debia querer'...pero te quise'...
No te debia olvidar y te olvide'...
Me debes perdonar el mal que te hice
Que yo'...de corazon te perdone.

No te debia querer'...pero te quise'...
No te debia olvidar y te olvide'...
Me debes perdonar el mal que te hice
Que yo de corazon, te perdone.


 
NAUFRAGIO II
Letra de Natalio Sedini
Musica de Pepe Aguirre

Como barco a la deriva,
voy andando por la vida,
sin saber cual es el puerto
que anclara mi corazón.

Como automata sin alma,
sin pensar ni sentir nada
voy dejando en el camino
solo rastros de dolor.

Naufragio,
fue la voz de angustia a bordo
en una noche de niebla
al hundirse en altamar.

Mi barco, también esta naufragando
porque siente que no tiene
ya más remedio mi mal.

Pero ella, que me trajo tanto daño,
con el tiempo pagara.
Pero entonces sera tarde,
porque ya estare sepulto en el fondo de la mar.

Naufragio...


MI VIEJO NAVIO
Letra de Julio Sosa

Del Libro "Dos Horas Antes del Alba"

Poema

El navio reposa, majestuoso y sereno,
recogiendo en su vientre de metal enmohecido,
el abrazo tirano y eterno de los mares,
que encadena su cuerpo de gigante vencido...
Ya no habita en sus entrañas, el Maríno broncineo,
y sus mudos cañones no gritan sus cantares,
vomitando la muerte,
hacia el barco enemigo...
!Ah!, mi viejo navio...Ya ni ratas te quedan,
hasta "ellas" se han ido...
Pues tu vieja bodega ulcerada y vacia,
no puede ya ofrecerles, alimento y abrigo...
Pero yo no abandono a mis viejos amigos,
y por eso cruzando cien leguas,
a tu lado he venido...
Tres años han pasado, más de mil dias, recuerdas?,
desde aquel maldito encuentro con la goleta inglesa,
que te quito la vida y a mi la pierna izquierda...
Ya mis padres han muerto, se los llevo la guerra,
y maria, la novia que lloraba en sus cartas mi ausencia,
ya no puede ocultar la verguenza,
que le inspira mi perna de palo,
golpeteando en la vieja calleja....
!Ah!, mi viejo navio,
como ves, estoy solo y por eso he venido,
a guadar, en tu viejo cadaver, el mio...


 
MOJARRITA
Letra de Enrique Domingo Cadícamo
Musica de Nicolás Verona

Tango

Ayer te ví trajeada de shusheta
paseando en un gran auto roncador
¡si vieras que dolor sentí pebeta
al verte así jugando con tu amor!
Me hicieron mal tus ojos, esos ojos
en los que tantas veces me miré,
y el "rouge" de tus divinos labios rojos
me habló de cuando tanto los besé.

Mojarrita
te llamaban en el barrio...
Hoy te bate algún otario
para poderte halagar
Muñequita...
o algún hombre afranchutado.
Mojarrita
ya no sos más la de ayer.

Me acuerdo de tu pinta suburbana
cuando triunfal, camino al almacén,
taqueabas por la acera muy ufana.
Quién iba a sospechar tu proceder.

Hoy sos placer, sos risa y alegría,
triste girón de lo que fuíste ayer...
tené cuidao, pebeta que algún día
la muerte se te puede aparecer.

Mojarrita
desgraná tu risa loca,
pero siempre habrá en tu boca
una mueca de dolor.

Mojarrita
que trajeada de shusheta
me das dique
desde un auto roncador.-


 
MIRANDO AL MAR (BOLERO)
Letra de C. de Haro
Musica de Maríno

Bajo el palio de la luz crepuscular,
cuando el cielo va perdiendo su color,
quedo a solas con las olas espumosas
que me mandan su rumor.

Ni un lejano barquichuelo que mirar,
ni una blanca gaviota sobre el mar...
Yo tan sólo recordando la aventura que se fue,
la aventura que en tus brazos amorosos disfruté,
bajo el palio sonrosado
de la luz crepuscular.

Mirando al mar soñé
que estabas junto a mí.
Mirando al mar yo no sé qué sentí,
que, acordándome de tí, lloré.
La dicha que perdí
yo sé que ha de tornar,
y sé que ha de volver a mí
cuando yo esté mirando al mar...

Mirando al mar soñé... (Se repite)

 
 
MAR

Mar...
se me fué...
dijo adios
en azul lejanía.

Mar...
sabes bien...
como duele
perder un amor.

(se repite todo)

Siento que llevan tus olas
vago rumor de su voz...
pero me quedo en las sombras,
con mi desesperación...

Mar...
se me fué.... etc.

 
MAR ADENTRO
Letra de Mario Battistella
Musica de Enrique Pedro Delfino

Tango
Compuesto en 1933

Era
mi fiel compañera
la flor mas linda
de la ribera,
por su hermosura
incomparable
se la llamaba
"La perla del Señor".
Era
la estrella querida,
brújula santa
de nuestra vida,
pero una noche, el mar
celoso de este amor,
bramando sin piedad
se la llevó.

Navega mi velero,
que en el gemir del viento
escucho su lamento
como diciendo adiós
y si es que a la deriva,
nos lleva el mar bravío,
será, velero mío,
mejor para los dos.

Fiera
nos trata la suerte
porque afrontamos
la misma muerte...
Pero qué importa
si aquí en mi pecho
como tu quilla
me cruje el corazón,
Deja
que los aquilones
vayan barriendo
mis ilusiones...
Deja que brame el mar,
ya todo se acabó
y de la tempestad
me río yo.-

 
MAR BRAVÍO
Letra de Guillermo Barbieri
Musica de Guillermo Barbieri

En una choza cerca los mares
donde las olas bravas rugían
con sus chicuelos feliz vivía
la compañera del pescador,
y en los albores de la mañana
cuando aquel hombre rudo volvía
ella gozosa lo recibía con grandes
muestras de intenso amor.

Mas un día el cruel destino,
quiso que la barcarola
azotada por las olas
comenzara a naufragar.
Y así fue como esa noche
que arreciaba la tormenta
en las aguas turbulentas
¡se perdió el lobo de mar!

Pasaron días que fueron siglos
y ella a lo lejos siempre miraba
por si en las aguas se divisaba
la frágil barca que no volvió
y hoy, que las olas con sus bramidos,
llenan la choza de desconsuelo
la pobre mártir eleva al cielo
la honda plegaria de su dolor.

 
MAR BRAVíO - LOBO DE MAR
Letra de Guillermo Barbieri
Musica de Guillermo Barbieri
Compuesto en 1927

Fue grabado por Carlos Gardel en Barcelona, el día 10 de enero de
1928, con acompañamiento de guitarras José Ricardo y Guillermo
Barbieri.

En una choza, cerca a los mares
donde las olas bravas rugían
con sus chicuelos feliz vivía
la compañera del pescador,
y en los albores de la mañana
cuando aquel hombre rudo volvía
ella gozosa lo recibía con grandes
muestras de intenso amor.

Mas un día el cruel destino,
quiso que la barcarola
azotada por las olas
comenzara a naufragar.
Y así fue como esa noche
que arreciaba la tormenta
en las aguas turbulentas
se perdió el lobo de mar.

Pasaron días que fueron siglos
y ella a lo lejos siempre miraba
por si en las aguas se divisaba
la frágil barca que no volvió
y hoy que las olas con sus bramidos
llenan la choza de desconsuelo
la pobre mártir eleva al cielo
la honda plegaria de su dolor.


MARINERA

Tango

Duración 02'51''

Canta Ángel Cárdenas con la orquesta de Aníbal Troilo

Canta Ernesto Herrera con la orquesta de Héctor Varela

Espesa de bruma de todos los mares
y tu cara llena de curiosidad;
llegaste en un barco, que vino a estos lares
de un país lejano como tu ansiedad. 
Tenían tus ojos dulzuras de enero,
empinado el pecho por la ensoñación.
Frescura en el alma, tu acento extranjero
no sé que  destino me unió a tu ilusión.
Marinera, siento temblar todavía
tu mano puesta en la mía soñando por la ribera.
Marinera, flor de espuma tan lejana,
que encontrara una mañana y como vino se fuera;
Marinera, tengo el recuerdo grabado
de aquel amor que he dejado dolorido por la espera.
Marinera como haré para olvidarte
y aunque jamás pueda  hallarte,
siempre, siempre te querré.
Marinera, siento temblar todavía
tu mano puesta en la mía soñando por la ribera.
Marinera, flor de espuma tan lejana
que encontrara una mañana
y como vino se fuera;
Marinera, tengo el recuerdo grabado
de aquel amor que he dejado dolorido por la espera.
Marinera como haré para olvidarte
y aunque jamás pueda  hallarte siempre,
siempre te querré.
Partiste un otoño, que el puerto lloraba
partiste un otoño y lloré yo también.


MAÑANA ZARPA UN BARCO (En Ingles)
Letra de H.Manzi
Musica de Demare

Translation by Alberto Paz

Shores that don't change we touch when anchoring.
One hundred ports give us the music of the sea.
Sad eyes girls come to greet us
and the taste of the drinks seems always the same.
Only here in your port the heart is glad.
Brook where it bleeds the voice of the bandoneón. Let us dance
until the echo of the last beat, tomorrow a boat weighs anchor,
perhaps I won't return .

How good is dancing
on the firm land.
Tomorrow at dawn
we must weigh anchor.
The night is long,
I do not want you to be sad.
Girl, come on,
I do not know why you cry.
I will say your name
when I'm far away.
I will have a memory
to tell the sea.
The night is long,
I do not want you to be sad.
Girl, come on,
I do not know why you cry.

Two months in a boat my heart traveled.
Two months longing for the voice of bandoneón.
Tango is a friendly port where the illusión anchors.
To the rhythm of its dance the emotion swings.

At night, with the moon, dreaming on the sea
the rhythm of the waves deceives me with its beat.
Let's dance this tango, I don't want to remember. Tomorrow a
boat weighs anchor, perhaps I won't return.

 
MAÑANA ZARPA UN BARCO
Letra de Homero Manzi
Musica de Lucio Demare

Compuesto en 1942

Fue registrado por Lucio Demare con la voz de Juan Carlos Miranda, en
el sello Odeon (1942); también por Carlos Di Sarli con Roberto Rufino,
para el mismo sello (1942); más tarde lo grabó la orquesta de Mario
DeMarco cantando Jorge Sobral, en sello Pathé (1952), y Néstor Fabián
con orquesta dirigida por Atilio Stampone, en Víctor (1970), entre
otros.

Riberas que no cambian tocamos al anclar.
Cien puertos nos regalan la Música del mar.
Muchachas de ojos tristes nos vienen a esperar
y el gusto de las copas parece siempre igual.
Tan solo aquí en tu puerto se alegra el corazón.
Riachuelo donde sangra la voz del bandoneón.
Bailemos hasta el eco del último compás,
mañana zarpa un barco, tal vez no vuelva más.

Qué bien se baila
sobre la tierra firme.
Mañana al alba
tenemos que zarpar.
La noche es larga,
no quiero que estés triste.
Muchacha, vamos,
no sé por qué llorás.
Diré tu nombre
cuando me encuentre lejos.
Tendré un recuerdo
para contarle al mar.
La noche es larga,
no quiero que estés triste.
Muchacha, vamos,
no sé por qué llorás.

Dos meses en un barco viajó mi corazón.
Dos meses añorando la voz del bandoneón.
El tango es puerto amigo donde anhela la ilusión.
Al ritmo de su danza se hamaca la emoción.

De noche, con la luna, soñando sobre el mar
el ritmo de las olas me miente su compás.
Bailemos este tango, no quiero recordar.
Mañana zarpa un barco, tal vez no vuelva más.

Colaboración enviada por: gaucho . belga


 
A LA ORILLA DEL MAR
Letra de José Berroa
Musica de José Berroa

Gran exito de Bienvenido Granda "el bigote que canta".

Luna...ruegale que venga
y dile que la quiero
que solo la espero
a la orilla del mar.

Luna...tu que la conoces
y sabes de las noche
que juntos pasamos
a la orilla del mar.

Recuerdos muy tristes
me quedan el verte
en la noche alumbrar...

Recuerdo sus labios sensuales
y su dulce mirar...

Luna...ruegale que vuelva
y dile que la quiero
que solo la espero
a la orilla del mar...

 


 
A LA ORILLA DEL MAR (II)
Letra de Manuel Esperon
Musica de Ernesto Cortazar

Vengo a cantar para ti
La cancion que aprendi
A la orilla del mar
La llevo en mi corazon
Como el ultimo adios
Que me diste al partir
Pues yo quisiera vivir
A tu lado nomas

Me voy esta noche tibia y sensual
Plena de calor tropical
Muy solo con mi triste pena,
Si tu quieres nuestro amor recordar
Busca por la orilla del mar
Tu nombre que grabe en la arena

Me voy, pues sin ti no puedo vivir
Y ya no es posible sufrir
La angustia de mi soledad,
Adios, a la que le deje el corazon
La mujer que fue mi ilusion
Aquella noche tropical

 
ALFONSINA Y EL MAR
Letra de Ariel Ramírez
Letra de Félix Luna
Musica de Ariel Ramírez

I

Por la blanda arena que lame el mar
su pequeña huella no vuelve mas,
un sendero solo de pena y silencio
llegó hasta el agua profunda,
un sendero solo de penas mudas
llegó hasta la espuma.

  II

Sabe Dios qué angustia te acompañó...
qué dolores viejos calló tu voz,
para recostarte arrullada en el canto
de las caracolas marinas
la canción que canta,
en el fondo oscuro del mar, la caracola.

  III

Te vas Alfonsina con tu soledad...
qué poemas nuevos fuiste a buscar,
una voz antigua de viento y de sal,
te requiebra el alma y la está llevando,
y te vas hacia allá como en sueños,
dormida Alfonsina, vestida de mar.

  IV

Cinco sirenitas te llevarán
por caminos de algas y de coral,
y fosforescentes caballos marinos
harán una ronda a tu lado,
y los habitantes del agua
van a jugar pronto a tu lado.

  V

Bájame la lámpara un poco mas...
dejame que duerma, nodriza en paz,
y si llama él no le digas que estoy
dile que Alfonsina no vuelve...
y si llama él no le digas nunca que estoy,
di que me he ido.

  VI

Te vas Alfonsina con tu soledad...
qué poemas nuevos fuiste a buscar,
una voz antigua de viento y de sal
que requiebra el alma y la está llevando,
y te vas hacia allá, como en sueños,
dormida Alfonsina, vestida de mar.

 
ALTO PARANA (GUARANIA PARAGUAYA)
Letra de Herminio Jimenez
Musica de Herminio Jimenez

Matiza el sol...con oro el barrancal
Alza su canto...el Alto Parana
Y en el vigor...de su salvaje y largo andar
Las nubes se desataran...
Y el aire sangrara...la ofrenda del azul...
En tan grandioso altar...

Bridas de luz...surgiran de la luna
Por detener...su ansiosa libertad
Y asi rebelde...crines de plata se alzaran
Mezcla de luna y aluvion...
El Alto Parana...eterno correra
Su cuerpo rumbo al mar...



A UNA OLA
Letra de María Grever
Musica de María Grever

En una noche de luna,
nos encontramos tú y yo;
con el mar como testigo,
de nuestra inmensa pasión.

Y en el rumor de una ola,
depositamos los dos;
nuestros secretos de amores,
que en el mar se sepultó.

Ola,
que a la luz de la luna,
sin precaución ninguna,
bañaste sus pies;

ola, que su cuerpo tocaste,
y sus labios besaste,
vuelve otra vez,
ven a morir a esta playa;
antes de que me vaya para nunca volver.

Ola,
que su cuerpo
tocaste,
y sus labios besaste;
vuelve otra vez.

 
BARCO VIEJO (TANGO)
Letra de Omar Facelli
Compuesto el 28 de Febrero de 1999

Era un barco viejo
cargado de historia
tirado en el puerto
de nuestra ciudad.
Cuántos temporales
lleva en su memoria
y en los siete mares
guapeó sin cesar.

Recuerdo una noche
terrible tormenta
lo empujó sin asco
hasta sozobrar.
Quedando inclinado
como un león herido
sobre la escollera
que mira hacia el mar.

El viejo Maríno
lo mira con pena
en él cuántos viajes
supo navegar.
Y así como pasan
las olas se alejan
se apaga la vida
y no vuelven más.


 
BARQUITO DE PAPEL
Letra de J. Manuel Serrat
Musica de J. Manuel Serrat

Barquito de papel,
sin nombre, sin patrón
y sin bandera,
navegando sin timón
donde la corriente quiera.

Aventurero audaz,
jinete de papel
cuadriculado,
que mi mano sin pasado
sentó a lomos de un canal.

Cuando el canal era un río,
cuando el estanque era el mar,
y navegar
era jugar con el viento,
era una sonrisa a tiempo,
fugándose feliz
de país en país,
entre la escuela y mi casa,
después el tiempo pasa
y te olvidas de aquel
barquito de papel.

Barquito de papel,
en qué extraño arenal
han varado
tu sonrisa y mi pasado,
vestidos de colegial.

Cuando el canal era un río,
cuando el estanque era el mar,
y navegar
era jugar con el viento,
era una sonrisa a tiempo.

 
BARQUITOS DE PAPEL
Letra de Homero Expósito
Musica de Virgilio Expósito
Compuesto en 1939
Inedito.

Había en nuestros sueños delirios de distancia,
sabíamos que el agua corría rumbo al mar,
y hacíamos barquitos con hojas de esperanza
y vos eras la reina y yo era el capitán...
Si me parece verte con la mirada rubia
detrás de la ventana seguir con interés
por el cordón de piedra las aguas de la lluvia
mientras yo fabricaba barcos de papel...

Barquitos de papel, caminos para el mar!...
Barquitos de papel, y nunca regresar
de nuevo a la esperanza...
Tinieblas, que es guiarse sin estrellas
por un mundo de acechanzas...
Borrasca desatada en la mirada desvelada
y no poder dormir...
Barquitos de papel, ensueños fracasados
que vuelven de un pasado
que no ha de volver!...

Yo anduve mucho tiempo mojado de miseria
y vos al fin vencida buscaste qué comer...
Te dio un poco de rabia quedarte sin estrella
y a mí me dio nostalgia pensar en la niñez...
Entonces no quisimos juntar nuestros caminos
y huimos con vergcenza pensando en el ayer,
y al fin nos encontramos -caprichos del destino!-
boyando a la deriva sin saber por qué...


 
CABO CORRIENTES

Dandy

Sentado sobre la roca
alla en el Cabo Corrientes
mirabamos a lo lejos
donde se unen cielo y mar
y me he rozado a tu boca
hablandeme dulcemente
y en las caricias del viento
te sentí suspirar.

El viento se llevó
tus promesas de amor
perdido alla quedó
mi pobre corazón
y ahora triste voy
a la orilla del mar
buscando el corazón
que ibas a olvidar

Y las olas del mar
parecen sollozar
y vienen y se van
y vienen y se van
el viento me dirá
porque me lo robó
si habrá sido tu amor
espuma nada mas.

Recuerdo que tus cabellos
jugaban sobre mi frente
cuando decias te quiero
nunca te podre olvidar
y yo miraba tus ojos
profundos y misteriosos
yo me miraba en tus ojos
en tus ojos verdemar.

 
COMO EL AGUA DEL RIO
Letra de Juan Carlos Barbara
Musica de J. C. Barbara
Musica de Ninah Barbara

 Como el agua del rio,
que pasa y no vuelve...
como un soplo de viento,
como un copo de nieve...

El amor que sentimos,
simplemente se muere...
como el agua del rio...
que pasa y no vuelve.

Fue tan corta la historia,
y...tan largo el olvido...
fue tan dulce la gloria,
de adorarte rendido...

Y mirarme en tus ojos
y saberme querido...
que no puedo creerlo...
en verdad que te has ido...
como el agua del rio...

En verdad que te has ido...


 
COMO UNA OLA

Herrero/ Armenteros

Grabé tu nombre en mi barca,
me hice por ti Marínero
para cruzar los mares
surcando los deseos.

Fui tan feliz en tus brazos,
fui tan feliz en tu cuerpo
que el corazón quedo preso
de tu cuerpo y de tu piel.

Como una ola tu amor llegó a mi vida,
como una ola de fuego y de caricias,
de espuma blanca y rumor de caracolas,
como una ola.

Y yo quede prendida a tu tormenta,
perdi el timón sin darme apenas cuenta;
como una ola tu amor creció,
como una ola.
Bajé del cielo una estrella
en el hueco de mis manos
y la prendí a tu cuello
cuando te dije te amo.
Pero al mirarte a los ojos
vi una luz de desencanto,
me avergoncé de mi estrella
y llorando me dormi.

Como una ola tu amor
llegó a mi vida,
como una ola de fuerza desmedida
senti en mis labios, tus labios
de amapola, como una ola.

Y desperté contigo mar adentro
sin escuchar las voces en el viento,
como una ola se fue tu amor,
como una ola.
Y desperte contigo mar adentro...

 
CON EL TEMPORAL (TANGO)
Letra de Omar Antonio Facelli Cabrera

Las olas bravías
golpeaban, el barco
con toda, la furia
que da, el temporal.
Las luces difusas
sobre las alturas
parecen resacas
que arroja hacia el mar.

Los hombres, se mueven
buscando, acomodo
están en cubierta
para, equilibrar
y se oyen, los ruidos
que dan las, cadenas
porque, la tormenta
no quiere, parar.

Al fin, amanece
se asoma la aurora
y, ya se aparece
la calma, total.
Así es la lucha
de todos, los días
que tienen los hombres
que viven, del mar.

 
CON MAR DE FONDO
Letra de Juanca Tavera
Musica de Osvaldo Tarantino

El mundo es un jabón debajo de tus pies
y no sabés si es cierta ni la sombra que tenés,
el drama cotidiano y rutinario
comienza con leer la primer hoja de los diarios.
Que el canje de rehén, que el precio del barril,
que al que era Rey en marzo lo encanaron en abril,
que es gris el carrousel, de tinta y de papel
contándote las broncas del burdel.

Qué hicimos del amor y la fe
qué queda en el montón por creer
qué Biblia hay que leer si es más cruel
esta nueva versión de Caín y de Abel.
Qué verso hay que escuchar que sea cierto,
qué nueva inspiración, qué nuevo intento,
la usura no labura se cobra con su invento
el treinta y tres por ciento de cada corazón.

Y ahora los debés el páncreas y el riñón
comprándole espejitos como el tiempo de Colón
y el saldo del final es todo un drama
un funeral de hierros y calderas desinfladas.
Y vos decís okey, full time y marketing
y rock en vez de piedras y time keeper en el ring,
vos sos el Cono Sur, y hablar de libertad
también es asumir la identidad.

 
EL BARCO MARIA
Letra de Horacio Sanguinetti
Musica de Carlos Viván

Grabado por la orquesta de Lucio Demare con la voz del "tordillo" Raúl
Berón.

No enturbies tus ojos color de aguaverde,
no busques recuerdos, no mires el mar
que el barco "María" muchacha no vuelve.
No llores los sueños de su capitán

Grabó en su navío tu nombre de estrella
te amaba y no tuvo palabras de adiós,
los mares lejanos marcaron su huella
quién sabe en que puerto sus sueños ancló.

II

El barco maría, zarpó una noche serena
y se llenaron de pena, los ojos del capitán;
Te dijo muy triste: inolvidable maría,
he de volver algun día, y parecía llorar.
El barco maria, se fue siguiendo las olas
y te has quedado tan sola
como perdida en el mar.

I BIS
Olvida que un día te dijo sonriente
que amaba tus ojos color verdemar
olvida las noches soñando en el puente,
del barco "maría", que no volverá.

No mires las aguas plateadas de bruma
no evoques en vano su triste canción
no busques recuerdos que llenan de bruma
el barco vacío de tu corazón.


Niebla del Riachuelo
Tango
1937
Música (ir a la partitura): Juan Carlos Cobián
Letra: Enrique Cadícamo

 

Turbio fondeadero donde van a recalar,
barcos que en el muelle para siempre han de quedar...
Sombras que se alargan en la noche del dolor;
náufragos del mundo que han perdido el corazón...
Puentes y cordajes donde el viento viene a aullar,
barcos carboneros que jamás han de zarpar...
Torvo cementerio de las naves que al morir,
sueñan sin embargo que hacia el mar han de partir...

¡Niebla del Riachuelo!..
Amarrado al recuerdo
yo sigo esperando...
¡Niebla del Riachuelo!...
De ese amor, para siempre,
me vas alejando...
Nunca más volvió,
nunca más la vi,
nunca más su voz nombró mi nombre junto a mí...
esa misma voz que dijo: "¡Adiós!".

Sueña, marinero, con tu viejo bergantín,
bebe tus nostalgias en el sordo cafetín...
Llueve sobre el puerto, mientras tanto mi canción;
llueve lentamente sobre tu desolación...
Anclas que ya nunca, nunca más, han de levar,
bordas de lanchones sin amarras que soltar...
Triste caravana sin destino ni ilusión,
como un barco preso en la "botella del figón"...

 

 

MARINERO DE LUCES
Ese barco velero cargado de sueños,
Cruzo la bahía
Me dejo aquella tarde agitando el pañuelo
Sentada en la orilla
Marinero de luces, con alma de fuego y espalda morena
Se quedo tu velero perdido en los mares
Varado en la arena.

Olvidaste que yo gaviota de luna
Te estaba esperando,
Y te fuiste meciendo en olas de plata.
Cantando, cantando
Te embrujo aquella tarde
El olor de azahar.
Ese barco velero cargado de sueños cruzo la bahía.

Ese barco velero cargado de sueños cruzo la bahía
Me dejo tu mirada de fuego encendido
Clavada el la mía
Marinero de luces de sol y de sombra, de mar y de olivo
Se quedo tu silencio de rojo y arena
Clavado en el mío.