Chistes de Marineros 5

Y sigue la ola de marineros!

Va un marinero a la ferretería del puerto y pregunta:
¿Tenéis tornillos?
Desgraciadamente, no.
¿Y clavos?
Tampoco.
¿Y sierras?
A las ocho y media


.......................................................
Un marinero esta viajando por primera vez en avión. Lo hace desde el aeropuerto de un país adonde lo dejó su barco hasta su país de origen.
 
Al llegar al aeropuerto, se encuentra llenando su visa.
 
El oficial de aduana se intriga al ver que el marinero está tratando de escribir "dos veces a la semana" en el espacio pequeño que dice "sexo".
 
Entonces el oficial le dice:
 
-No.., no... Esa no es la respuesta que queremos para esa pregunta, la respuesta que queremos es "Masculino" o "Femenino"....
 
Contestó el marinero:
 
- Bueno, la verdad es que eso no me importa...


.......................................................
Una mujer se va a confesar con el cura, y le comienza a decir:
- Padre he venido a confesarme porque tengo muchos pecados.
- El cura, que tiene problemas con el alcohol y estaba bebiendo en ese momento le dice:
- No te preocupes hija, y empieza que yo te escucho.
La mujer le dice:
- Padre, mi marido es marinero y viaja. Y anoche me acosté con Roberto el novio de mi hermana.
- El jueves me acosté con Carlos, el vecino de enfrente.
- Continúa hija.
- Padre, aquí huele a ron!.
El padre le dice:
- No hagas caso de eso y continúa.
Ella sigue:
- Padre, el sábado pasado le chupe el pito a uno que me vino a vender libros; y en la semana anterior me acosté con Lucio, Ernesto y Horacio los tres amigos de mi marido y..., pero padre, ¡aquí huele a ron!
El cura disgustado le replica:
- Mira hija, aquí hace rato que me huele a puta y yo no he dicho nada.


………….............................
Todo empezó con una apuesta en el club de marineros: Marinero 1: Señores les apuesto que doy la vuelta a el mundo en un barco de papel. Todos los demás creyeron que este estaba loco. el audaz marinero decide probarlo despidiéndose de sus familiares. a el tiempo le favorecía, el mar estaba tranquilo en la semana uno los barcos observaron al navegante: "atención" Puerto, aquí Ballenero. Hemos avistado al barco de papel, pero se le desaparecieron las velas:!cambio¡ La semana 2 las aviones observaron a nuestro navegante: aquí avión guarda-costa. avisamos a la base que al barquito solo le queda la popa.. la ultima semana los le toco a los submarinos: "R 29, R 29" Submarino "toca fondo" informamos el barquito de papel esta totalmente desaparecido. nada se sabe del capitán. esperen vemos algo moviéndose si, si es el capitán. ya estando en casa el "club de marinos" le pregunta: como puede ser posible que teniendo todas las condiciones a tu favor (buen tiempo, excelentes condiciones etc) ayas fracasado el le responde algo molesto: ¿¿ y que se puede hacer cuando a plena alta mar sobreviene una diarrea??

.......................................................
Una vez un marinero borracho estaba orinando
 
Cuando una señora que de casualidad pasaba por ahí exclamo:
 
- ¡Que animal!
- ¡Tranquila señora, lo tengo bien agarrado!! HIP!!


.......................................................
Dos marineros están en la noche acodados a la borda del barco en que navegan.
- Dime –le dice uno al otro- ¿que está mas cerca... el puerto al que vamos o la luna?
- ¿Acaso.... tu ves desde aquí el puerto?
El marinero Juan González caminaba cabizbajo, pues le habían echado de su
barco, y ni  en éste ni en otros anteriores había llegado a durar 
mucho tiempo.
       Su mujer (con quien se había casado luego de una noche de
borrachera)  lo había abandonado pocos meses después de la boda.
       Su único hijo, producto de aquella unión, le odiaba y no quería
saber nada de él.
       Con sus amigos ya no se relacionaba, eso considerando que alguna
Vez los haya tenido.
       Se podría decir que se encontraba deprimido y desesperado y en
consecuencia decidido a quitarse la vida, lanzándose al río.
       Tomó carrera y, en el momento en que estaba por saltar, escuchó
una
vocecilla:
       - ¡¡¡Noooooo, no lo hagas!!!
       Sobresaltado, paró.  Luego, pensó que habría sido una ilusión y
volvió a tomar carrera de nuevo; cuando fue a saltar escuchó  nuevamente
la vocecilla que le dijo:
       - ¡¡¡Nooo, nooo, por favor, no lo hagas; si saltas me aplastarás...!!!
       Se asomó y lo único que vio fue una enorme rana, a la que no le
Dio -al  principio- mucha importancia, hasta que se dio cuenta que era ella
quien le  estaba hablando.
       El hombre le dijo:
     - Me importa poco si te aplasto...  Me quiero suicidar.
       A lo que la rana respondió:
      - Bueno, pues si de todas formas te vas a suicidar, antes  podrías
hacerme un  favor.  Resulta que no soy una rana, sino un ser humano que
sufre un encantamiento.  Para romper el encantamiento, lo único que
tienes que hacer  es hacerme salvajemente el amor por detrás.
       - ¿Sexo anal con una rana?  ¡Qué asco!  -pensó el hombre en voz
alta.
       - ¿Qué más te da?, si de cualquier forma te vas a suicidar, así
haces una  buena obra...  -contestó el animalito.
       Así fue que Juan González, a quien ya no le importaba nada, tomó
a la rana, se escondió con ella en un baño público y comenzó a
practicarle sexo anal.
       Estaba este hombre en eso cuando el hechizo se rompió y la rana 
Se transformó en una bellísima jovencita de quince años de increíbles
formas y  turgentes carnes que chillaba y aullaba como una loca...
       Y ésta, Sr.  Juez, es la versión de mi defendido...

                                            ----------------------------------- 


Si tienes chistes de Marineros y deseas contribuir a la página envíalos a Esta dirección de correo está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.. Desde ya toda la comunidad te agradece.