Chistes de Marineros 2

Cuidado no salpique...!!!
Un marinero llega al confesionario y le dice al sacerdote:
-Padre, estoy saliendo con la esposa del capitán del barco.
-Bueno, deje de hacerlo y rece cinco Padres Nuestros y un Ave María.
- Padre, yo no sé rezar.
-Entonces, ¿para qué viene a la Iglesia?
-La verdad es que estoy tan contento que se lo tenía que contar a alguien.
……………….
Un joven marinero va a confesarse:
- Padre, me confieso que hago el amor con mi novia 15 veces al días. ¿Eso es pecado ?
A lo que contesta el cura:
-No, hijo mío, eso no es pecado, eso es mentira.
……………………. 
Un marinero borrachito dice a otro al ver que se les acerca una mujer descomunalmente gorda
- ¡Oiga compadre! ¡HIP!, mire que tanque!!
La gorda los oye y les contesta gritando:
- TANQUE SU ABUELA!!!...
- Y es de guerra el compadrito, ¡HIP!...
---------------------------------- 
Tres marineros hacen sus faenas en la popa del barco de pesca en el océano. Las olas barren la cubierta y el viento silba.
Uno de ellos tiene irrefrenables deseos de ir al baño. Y deja la cubierta.
Inmediatamente una ola barre la cubierta y se lleva a los dos marineros que estaban de faena.
Todas las maniobras fallan para recuperarlos.
Al regreso a puerto una reunión fúnebre en la parroquia para dar oraciones por los marineros desaparecidos.
Las dos viudas y el marinero que estaba en cubierta y salvo milagrosamente su vida acompañado por su esposa que no cesa de dar condolencias a las viudas del mar.
Están en esto cuando ingresan dos señores de atildado aspecto. Preguntan por las viudas e individualizadas se acercan y se presentan diciendo “somos de la compañía aseguradora que recientemente tomo a su cargo la flota de pesca en que sus maridos trabajaban y tenemos para ustedes –para cada una de ustedes- un cheque por doscientos cincuenta mil”. Reciban ustedes nuestras mas sentidas condolencias”.

La esposa del marinero que había ido al baño mira y escucha la escena anodadada y exclama “Claro !! Y el señor Cagando  !!!”

------------------------------ 
El medico de abordo a un marinero que le ha consultado:
- Bueno, se va a tomar en la mañana esta pastilla roja con un vaso de agua; luego al mediodía esta pastilla azul con un vaso de agua, luego en la tarde esta pastilla amarilla con un vaso de agua, y en la noche esta pastilla verde con un vaso de agua.
- Pero doctor, ¿Qué tengo?
- Que no toma suficiente agua...
………………. 
- El marinero regresa a su casa y se encuentra que su niño ha sido internado. Corre al Hospital y encuentra al medico que lo atiende
-Doctor, doctor, cómo se encuentra mi hijo?
- ¿El que se trago una moneda de un peso?
- Si
- Pues sigue sin cambio.
- --------------------------------------- 

 
En una taberna en el puerto se encuentran dos marineros y uno le dice al otro:

- No te lo vas a creer, Pepe, estaba hoy limpiando la cubierta del barco cuando llega una rubia buenísima y me pide ir a dar una vuelta con el barco. Yo cojo, la saco a pasear en medio de la bahía, paro el motor y le digo:

- O echamos un polvete o vuelves a nado.
¡Y la chica no sabía nadar!. ¿Te das cuenta?, No sabía nadar, ja, ja, ja.

Al día siguiente otra vez se encuentran en la taberna los dos marineros y le cuenta:
- Joder, Pepe, qué semana. Hoy estaba pintando el barco cuando viene una rubia espatarrante y me dice si la saco a dar una vuelta por el mar.
Sube, me la llevo en medio del mar, paro el motor y le digo:

- O echamos un polvo, o vuelves a nado.
¿Y sabes que ocurrió? ¡Que la chica no sabía nadar!. Ja, ja, ja.

Al tercer día, otra vez en la taberna. Pero esta vez, el marinero estaba llorando...

- ¡Coño! ¿Qué te ha pasado?
- Uy, Pepe, si yo te contara. Estaba esta mañana arreglando unos cabos en mi barco cuando llega una mulata con un par de tetas impresionantes. Sube al barco y me dice si la llevo a dar una vuelta. Yo cojo, suelto amarras, me la llevo en medio del mar, le miro las tetas y le digo:

- O echamos un polvo o vuelves a nado. Ella se baja las faldas y... ¡Era un tío con un rabo enorme, Pepe! ¡Y yo no sé nadar, Pepe, yo no sé nadar!
-------------------------------- 
En la barra del bar, un cliente le dice al de al lado:
- Perdone que le moleste, pero usted es marinero, verdad?
- Como lo ha adivinado?
- No se... Este porte, esta seguridad, esta mirada valiente, este salvavidas, esta cadena, éste ancla…

Si tienes chistes de Marineros y deseas contribuir a la página envíalos a Esta dirección de correo está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.. Desde ya toda la comunidad te agradece.